Viajar a Dubai: Un país entre el desierto y el cielo

Oct 8, 2012 by

Viajar a Dubai: Un país entre el desierto y el cielo

Dubai: mucho más que lujo y camellos

Dubai es uno de los principales centros turísticos del mundo. Sí, así como suena. El pequeño emirato, que forma parte de los Emiratos Árabes Unidos, se ha convertido no solo en la meca de las finanzas internacionales que unen Europa con la India y China, sino en todo un objetivo turísticos en sí mismo.

¿Sus principales bazas? Son lo más, y no solo en safaris de desierto.

Desde el rascacielos más grande del mundo al centro comercial más grande del mundo, pasando por sus increíbles zocos.

 

Burj Al Arab y Burj Khalifa

Los hoteles más caros del mundo se encuentran, cómo no, en Dubai. Destaca entre ellos el Burj Al Arab, con forma de barco, situado en el extrarradio comercial de la ciudad.

No muy lejano está el Burj Khalifa, rascacielos más alto del mundo con sus 828 metros y que se puede visitar tanto de día como de nochce. Es prudente reservar las entradas con antelación por internt, lo que evita largas colas y, sobretodo, la posibilidad de quedarse sin verlo por overbooking, lo cual es común.

En la parte inferior del Burj Al Arab nos encontramos con el centro comercial o Mall más importante del mundo, donde las tiendas de primera calidad tipo Armani, Versace o Prada nos presentan a precios muy competitivos sus últimas creaciones.

¿Su secreto? Dubái no tiene casi impuestos, favorece el libre comercio y permite de ese modo lograr los mejores precios. En los zocos se puede comprar oro a un 40% de precio inferior al de Europa para joyería, el zoco de las especias o el zoco del textil; todo deslumbra al visitante

 

Dubái

Dubái se encuentra en plena expansión económica

 

El interior y parte antigua de Dubai

Si bien los rascacielos, en permanente crecimiento, son un gran atractivo, Dubai presenta una parte antigua realmente digna de visitar. Perderse en sus recovecos y callejuelas es volver a las Mil y una Noches de Bagdad, con restaurantes a precios más que razonable y un ambiente realmente interesante.

Al lado, el Museo de Dubái permite ver cómo era la vida de este pueblo de pescadores no hace tantos años, y rodeando la zona se encuentra museo tras museo en los que se pueden observar desde monedas antiguas a una escuela de hace 100 años. Ya por entonces era un centro internacional de cambio de oro como inversión.

En definitiva, Dubái es mucho más que el lujo, esquiar en medio del desierto o las rutas a caballo. Hay una parte escondida que, sin duda, sorprenderá al viajero.

 

Hoteles

Para los Hoteles nosotros le recomendamos la zona centro o la que se encuentra en las inmediaciones del Burj Khalifa. Para encontrtar una zona más viva recomendamos la parte antigua, donde la calidad continúa siendo una constante.

Para ambas se pueden encontrar hoteles a buen precio con el  buscador de DHR haciendo clic en el dibujo.

Related Posts

Share This